ENVÍO GRATIS POR COMPRAS MAYORES A 39 €

Islandia se une a Colombia

Escrito por: Anna Guðmundsdóttir

I

slandia y Colombia, una rozando el círculo polar ártico y la otra cruzando el ecuador, no parecen tener mucho en común.

Con una población que supera con creces los 52 millones de habitantes, Colombia se extiende sobre más de 1,1 millones de kilómetros cuadrados, mientras que Islandia sólo tiene 103 mil kilómetros cuadrados y una población de poco menos de 400 mil habitantes (sí, ni siquiera medio millón). Así pues, Colombia es 11 veces más grande y 135 veces más poblada, pero al mismo tiempo Islandia disfruta de un PIB y una renta media per cápita diez veces superior.

SEGÚN UN ÍNDICE PUBLICADO POR WORLD DATA QUE MIDE LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS EN DIFERENTES PAÍSES, ISLANDIA OCUPA EL PUESTO 28 DEL MUNDO CON UNA PUNTUACIÓN GLOBAL DE 66 (AUSTRIA A LA CABEZA CON 77) Y COLOMBIA OCUPA EL PUESTO 105 CON UNA PUNTUACIÓN DE 44 (SUDÁN EL MÁS BAJO CON 26).

Puede que Islandia supere a Colombia en la mayoría de los parámetros económicos, pero cuando se trata de la riqueza de la naturaleza y la diversidad biológica, Colombia se lleva la palma; de hecho, en esos parámetros supera a la mayoría de los demás países del mundo.

Así pues, Islandia y Colombia no parecen tener mucho en común. Lo que sí tienen en común es que ambos son destinos turísticos cada vez más populares. Colombia por su abundante naturaleza, su clima agradable, su sólida cultura, sus coloridos y vibrantes pueblos y ciudades, así como su gente amable y hospitalaria. Islandia probablemente más por su lejanía, seguridad y calma, y para los que quieran presenciar las fuerzas de la naturaleza de una forma más dura, sin olvidar las auroras boreales.

Ahora estamos introduciendo nuestro chocolate Moxẽ en Islandia e invitando así a los islandeses a probar la biodiversidad de Colombia a través del chocolate negro de calidad de tres regiones diferentes del país. Esperamos que ese sabor encienda una chispa de interés para aprender más sobre el hermoso país de Colombia y, posiblemente, hacerle una visita – ¡lo recomiendo totalmente!