ENVÍO GRATIS POR COMPRAS MAYORES A 39 €

Tecnología y chocolate fino y de aroma

Escrito por: Alejandro Delgado

E

l chocolate fino y de aroma es uno de los productos más apreciados en el mundo, pero ¿sabes cómo se produce? Detrás de cada tableta hay un proceso complejo que involucra tecnología, innovación y sostenibilidad. En este escrito te explicaremos algunos casos de uso de tecnología en la producción de chocolate fino y de aroma, el tipo de cacao más valorado por su calidad y diversidad.

El cacao fino y de aroma se caracteriza por tener granos con un sabor y un aroma distintivos, que pueden variar según el origen, la variedad y el manejo del cultivo. Según la Organización Internacional del Cacao (ICCO), solo el 5% de la producción mundial de cacao pertenece a esta categoría, y la mayor parte se encuentra en América Latina. 

Para producir chocolate fino y de aroma se requiere de una serie de pasos que van desde la cosecha hasta el envasado, pasando por la fermentación, el secado, el tostado, el descascarillado, la molienda, el refinado, y el conchado. En cada uno de estos procesos se puede aplicar tecnología para mejorar la calidad, la eficiencia y la trazabilidad del producto. 

Por ejemplo, en la etapa de fermentación, que es clave para desarrollar el sabor y el aroma del cacao, se pueden utilizar sensores y sistemas automatizados para controlar la temperatura, la humedad y el pH de las cajas o recipientes donde se colocan los granos. Estos dispositivos permiten optimizar el tiempo y las condiciones de fermentación, así como monitorear y registrar los datos para garantizar una trazabilidad completa. 

Otro caso de uso de tecnología es en la etapa de molienda, donde se transforman los granos tostados y descascarillados en licor o pasta de cacao. Para obtener un producto de alta calidad se necesita una maquinaria especializada que pueda reducir el tamaño de las partículas hasta un nivel óptimo, sin generar demasiado calor o fricción que afecten las propiedades organolépticas del cacao.  

Finalmente, otro ejemplo de tecnología aplicada a la producción de chocolate fino y de aroma es el uso de blockchain, una plataforma digital que permite registrar y verificar todas las transacciones que ocurren a lo largo de la cadena de valor del cacao. Esta herramienta facilita la trazabilidad, la transparencia y la confianza entre los actores involucrados, desde los productores hasta los consumidores. Así, se puede conocer el origen, la calidad y el impacto social y ambiental del chocolate que comemos. 

Como hemos visto, la tecnología juega un papel importante en la producción de chocolate fino y de aroma, un producto colombiano de exportación que representa una oportunidad para el desarrollo rural, la conservación de la biodiversidad y la satisfacción de los paladares más exigentes.